Institución Universitaria Aprobada según Resolución 1495 del Ministerio de Educación Nacional, reformada según Resolución 5607 de Julio 12 de 2011 Código ante el ICFES 2741 – NIT. 809.008.799-7 | Traductor
| Traductor |

La Diócesis del Espinal recibe con alegría y esperanza el nombramiento de su nuevo Obispo.

La Diócesis del Espinal recibe con alegría y esperanza el nombramiento de su nuevo Obispo.



El Santo Padre ha nombrado Obispo de nuestra diócesis del Espinal a Su Excelencia el Reverendo Mons. Miguel Fernando González Mariño, ex Obispo Titular de Boseta y Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Ibagué (Colombia).
Nació en Tunja (Boyacá), el 25 de enero de 1966 y fue ordenado sacerdote el 1 de agosto de 1998. Realizó sus estudios escolares en Tunja: primaria, en el Colegio de la Presentación y, bachillerato, en el Colegio Salesiano.

Ha obtenido los siguientes grados académicos: Arquitecto de la Universidad de los Andes (Bogotá, 1988), Filosofía Eclesiástica de la Universidad de Navarra (España, 1995), Teología de la Universidad de Navarra (España, 1998), Teología Dogmática de la Pontificia Universitá della Santa Croce (Roma, 2000).


Imagen 2 Arquidiócesis de Ibagué. pazesterero.com

ENCARGOS PASTORALES:

1998 ? 2000: Trabajo parroquial en Santa María Regina della Pace en Florencia (Italia) Febrero ? Junio 2000: Confesor de la Capella Penitenziale del Gran Giubileo, en la Ciudad del Vaticano.

En la Diócesis de Santa Marta: Fue administrador parroquial en San José de Pueblo Viejo (Magdalena) y Capellán del Hospital Regional San Cristóbal de Ciénaga. Se desempeñó como formador y secretario académico del Seminario Mayor San José, en Santa Marta; capellán del colegio de La Presentación de Santa Marta; párroco de San Juan Bautista, en El Retén (Magdalena); capellán colegio La Sagrada Familia, de las Hnas. Capuchinas, en Fundación (Magdalena).

  • Desde Agosto 2000: Profesor de Teología en el Seminario Mayor San José, en Santa Marta.
  • 2004- 2008: Director Espiritual, Seminario Mayor San José. Santa Marta.
  • Desde 2004 Delegado Diocesano de Liturgia.
  • 2005-2009: Miembro del Comité de Animación Pastoral Diocesana para el diseño del Plan Diocesano de Pastoral.
  • 2009 - 2016: Rector del Seminario Mayor San José (Santa Marta)
  • Desde 2011: Miembro del Consejo Presbiteral de la Diócesis de Santa Marta.

El 11 de febrero de 2016 fue nombrado obispo titular de Boseta y auxiliar de la Arquidiócesis de Ibagué por Su Santidad el Papa Francisco. El 12 de marzo de 2016 recibió la ordenación episcopal en la Catedral de Santa Marta.
El 21 de marzo de 2019 fue nombrado administrador apostólico de la Arquidiócesis de Ibagué, hasta el 19 de julio del 2020. Al ser designado Arzobispo de Ibagué monseñor Orlando Roa Barbosa, Monseñor Miguel Fernando González continuó cumpliendo su misión de Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis hasta ser nombrado Obispo de Espinal.
El código de derecho canónico c. 382 § 2. establece que su posesión de debe hacer en los siguientes dos meses. Mientras tanto el Sr. Obispo Mons. Jaime Muñoz Pedroza continuará ejerciendo su generoso servicio episcopal para nuestra diócesis como Administrador Apostólico, a él la gratitud de toda la diócesis.

¿Qué hace un obispo?

Tres son las funciones de un obispo: enseñar, santificar y gobernar.

Enseñar. Los obispos tienen el deber de anunciar a todos el Evangelio de Dios, según el mandato que nos dejó Cristo de ir por todo el mundo para predicar el Evangelio.

El oficio del obispo, en materia de enseñanza no es sólo el de la predicación, el de dar a conocer la palabra de Dios. Debe también vigilar para que esta palabra de Dios no sufra desviaciones y fallos para que de este modo quede garantizada a todos los fieles la posibilidad objetiva de profesar sin error la fe auténtica.

Para cumplir este servicio Cristo ha dotado a los obispos la infalibilidad cuando ejercen su ministerio con el sucesor de Pedro, sobre todo en un concilio ecuménico.

Esto no quiere decir que los obispos sean infalibles, sino que la asistencia divina les es concedida cuando enseñan en comunión con el sucesor de Pedro, el obispo de Roma, Pastor de toda la Iglesia, una enseñanza que conduce a una mejor inteligencia de la Revelación en materia de fe y de costumbres. Todos nosotros debemos adherirnos a las enseñanzas de los obispos cuando enseñan en comunión con el Romano Pontífice.

Santificar. La Eucaristía es el centro de la vida de la Iglesia particular. Por lo tanto, al obispo le toca ser el administrador de la gracia del sumo sacerdote, en particular en la Eucaristía que él mismo ofrece o cuya oblación asegura por medio de los presbíteros (sacerdotes).

Además, el obispo, junto con los presbíteros (sacerdotes) santifican la Iglesia con su oración y su trabajo, por medio del ministerio de la palabra y de los sacramentos. Hay que recordar que el obispo es el ministro ordinario del sacramento de la confirmación.

Los obispos generalmente gobiernan en una porción de territorio que se llama diócesis. Las diócesis se forman de acuerdo a características similares de personas, cultura, costumbres, lenguaje.

A su vez, las diócesis de un país o territorio determinado forman las Conferencias Episcopales.

Gobernar teniendo como modelo a Cristo, Buen Pastor y no de acuerdo a los criterios humanos del poder. Gobernar buscando ante todo el bien de las almas a él encomendadas.

En esta misión de gobernar deberá ver en esas almas a verdaderos hermanos a los que deberá guiar, ayudar y, llegado el caso, corregir por el bien de ellos. Un padre, cuando ve que su hijo se equivoca, lo corrige. Y no podemos tildar a ese padre de tirano o intolerante.

El Obispo buscará en todo y sobre todo el bien de sus súbditos y por ello deberá dictaminar lo que mejor corresponda a su bien espiritual.

Clic aquí para ver más fotos